Skip to content
Menu

Impuesto a bebidas azucaradas en Colombia – ¿Qué nos enseña la experiencia del Reino Unido?

  • Blog
  • 19th Aug 2022

Un día después de su posesión como Presidente de Colombia, Gustavo Petro y su Ministro de Hacienda José Antonio Ocampo presentaron en el Congreso Colombiano una reforma tributaria que incluye un impuesto a las bebidas azucaradas y a los alimentos ultraprocesados. El gobierno espera que el impuesto tenga efectos, en primer lugar, sobre el consumo y la salud (con su correspondiente gasto público) y, en segundo lugar, en el recaudo tributario. 

El cambio de comportamientos, tanto de productores como de consumidores, está en el centro de este debate. ¿Será que los consumidores van a reemplazar estos alimentos por otros? ¿Qué opciones tienen disponibles? ¿Los productores reducirán, acaso, el contenido de azúcar en sus bebidas? ¿O pagarán más impuestos y alterarán sus precios?

En 2016 nos hacíamos preguntas similares tras el anuncio del impuesto a las bebidas azucaradas en el Reino Unido. Algunas reflexiones y recomendaciones sobre lo que hemos aprendido hasta ahora:

  • Los productores reformularon sus productos para reducir la cantidad de azúcar. Según el reporte de avances del gobierno británico en 2019, el volumen de azúcar vendido disminuyó en 35.4% entre 2015 (cuando se introdujo el impuesto) y 2019. Esto equivale a un cambio en términos absolutos de 135,501 a 87,602 toneladas de azúcar vendidas. 
  • Contrario a lo que se pensaba originalmente, el volumen de bebidas azucaradas vendidas aumentó 14.9%, pero estuvo acompañado por una reducción en la cantidad de azúcar por bebida: de 3.8g por 100ml bajó a 2.2g. Es decir, el consumo de azúcar por bebida vendida disminuyó. 
  • Las características del impuesto y su comunicación parecen haber creado las condiciones para generar estos cambios. Por ejemplo:
    • De manera similar a lo que propone el proyecto de ley presentado en Colombia, el Reino Unido incluyó tarifas diferenciadas en el cobro del impuesto según la concentración de azúcar en los productos: las bebidas con más de 8 gramos de azúcar por 100ml fueron sujetas a un impuesto más alto que aquéllas con un contenido entre 5 y 8 gr/100ml. (En el caso de Colombia, la reforma propone no gravar las bebidas que contengan menos de 4 gr/100ml; el impuesto sería de $18 (COP) por cada 100ml si la bebida contiene entre 4 y 8 gr/100ml, y de $35 si contiene más de 8 gr/100ml).
    • A diferencia del proyecto presentado en Colombia, el impuesto británico no entró en vigencia inmediatamente fue sancionada la ley, sino dos años después (en 2018). Esto le permitió a los productores tener tiempo de modificar sus productos para evitar el pago del impuesto. 
  • Puede haber algunas personas que, de no darse la reformulación de los productos, sino un aumento de precios en los productos de siempre, elegirían reemplazar las bebidas azucaradas por otras bebidas sin azúcar. Para esos casos, un impuesto que llevase al aumento de precios y no a la reformulación, podría ser más efectivo.  Sin embargo, estimamos que este efecto sería marginal, si se compara con la proporción de personas que seguirían consumiendo bebidas azucaradas en ausencia de un impuesto, y las que consumiría menos azúcar por efecto de la reformulación. 
  • El cambio de comportamiento de los consumidores depende también de qué tan visible sea el impuesto a la hora de comprar los productos. Un estudio en Estados Unidos demostró que comunicar los precios de los productos incluyendo el valor  de los impuestos redujo el consumo en 8% (comparado con el mismo precio sin resaltar el impuesto).  

Esta clase de impuestos puede estimular la reformulación de las bebidas y aliviar así la carga sobre las decisiones individuales de los consumidores. No se trata solo de tasar unos productos para aumentar el recaudo, sino de diseñar en detalle un mecanismo que conduzca a una oferta de productos más saludables y nos facilite la toma de decisiones. De aprobarse la ley, los productores tendrán en sus manos la decisión de crear productos diferentes y darle a los colombianos alternativas para elegir mejor.

Authors

Mónica Wills Silva

Director - International Programmes

Default image

Adelaida Barrera Daza

The Behavioural Insights Team

Want to learn more?