Skip to content
Menu
  • Blog
  • 14th Dec 2021

Promover comportamientos de búsqueda de ayuda entre sobrevivientes de violencia en Centroamérica

Honduras y El Salvador tienen algunas de las tasas más altas de violencia contra la mujer en el mundo. Seis de cada 10 mujeres en estos países han sufrido violencia en algún momento de sus vidas. Más del 40 % no busca ayuda y, cuando lo hace, menos del 10 % recurre a servicios legales o médicos. Lamentablemente, 1.616 mujeres fueron asesinadas en la región en 2019—el doble del promedio mundial

La pandemia de la COVID-19 ha empeorado el problema. Las tasas de violencia aumentaron con las restricciones de confinamiento. En 2020, la línea directa de emergencias de Honduras recibió más de 100.000 llamadas por violencia doméstica y en El Salvador, la violencia sexual se perpetró una vez cada cuatro horas.

Desde 2018, el BIT se ha asociado con el Banco Inter-Americano de Desarrollo (BID) para explorar cómo las percepciones conductuales pueden alentar a las mujeres de estos países a buscar ayuda. Los resultados hasta ahora son alentadores. En medio de las restricciones de bloqueo de la pandemia, nuestros dos ensayos a gran escala han dirigido a más mujeres a recursos en línea que salvan vidas.

¿Pueden las percepciones conductuales abordar las barreras para buscar ayuda?

Buscar ayuda no es fácil, especialmente para las mujeres que sufren violencia. Es un viaje complejo, desde darse cuenta de que uno se encuentra en una situación violenta hasta encontrar ayuda y crear las condiciones para irse. La más mínima barrera en el proceso puede determinar si alguien encuentra seguro o no.

Un enfoque de conocimiento del comportamiento puede ayudar a desglosar el complejo proceso de obtener ayuda en comportamientos específicos y los desafíos de identidad que enfrentan las mujeres en cada paso.

Colaboramos con el Instituto Salvadoreño para la Promoción de la Mujer, el Instituto Nacional de la Mujer (INAM) en Honduras y Ciudad Mujer tanto en El Salvador como en Honduras. Ciudad Mujer es un programa gubernamental que ofrece servicios de apoyo a las mujeres, incluida la respuesta a la violencia.

Comenzamos revisando la literatura sobre ciencias del comportamiento y realizando una investigación cualitativa con las sobrevivientes. Luego conceptualizamos el proceso de búsqueda de ayuda en tres etapas, que se ilustran a continuación.

Algunas de las barreras de comportamiento que enfrentan las mujeres en este proceso son:

  • Aversión a la incertidumbre: Nuestra tendencia a favorecer riesgos conocidos (por ejemplo: su pareja) sobre beneficios o factores desconocidos (por ejemplo: acceder a servicios de apoyo pero también factores como “¿Qué me van a  preguntar cuando llame a la línea de apoyo?” ).
  • Falacia de los costos irrecuperables: Cuando continuamos un comportamiento o esfuerzo (por ejemplo, una relación con una pareja violenta) como resultado de recursos previamente invertidos que no podemos recuperar (por ejemplo, tiempo o esfuerzo), a pesar que disminuye nuestro bienestar.

Probando estas ideas: dos pruebas en línea

Inicialmente planeamos realizar pruebas de campo en persona con el BID. Pero la pandemia de la COVID-19 y los bloqueos resultantes presentaron un nuevo desafío: llegar rápidamente a las mujeres que estaban aisladas con sus agresores a través de canales seguros. Las intervenciones físicas como carteles y volantes ya no eran una opción.

En colaboración con nuestros socios tanto en Honduras como en El Salvador, nuestro equipo desarrolló dos ensayos controlados aleatorios (ECA) en línea que probaron anuncios de Facebook que alentaron a las sobrevivientes a encontrar apoyo.

Anuncios que abordan las barreras del comportamiento

En Honduras, diseñamos un ECA de cinco brazos. La intervención tomó la forma de cuatro anuncios de Facebook diferentes, cada uno de los cuales abordó una barrera de comportamiento que identificamos durante nuestra investigación inicial: aversión a la incertidumbre, sesgo de disponibilidad, costos irrecuperables, y falta de planes de seguridad

Este anuncio aborda la falacia de los costos irrecuperables y guía a los usuarios al sitio web de Ciudad Mujer

Los anuncios alentaron a las mujeres a visitar la página web de Ciudad Mujer, que tiene recursos para sobrevivientes de violencia de género. Nuestro control consistía en una imagen que simplemente proporcionaba información. Medimos los efectos de la intervención por el número de usuarios que hicieron clic en Ciudad Mujer.

Nuestra muestra incluyó a 829.445 mujeres. Asignamos personas al azar a grupos de aproximadamente 165.000 cada uno para ver una intervención publicitaria o la imagen de control en sus noticias de Facebook.

Las mujeres que vieron el anuncio disipando la aversión a la incertidumbre tenían un 19,4 % más de probabilidades de visitar el sitio web de Ciudad Mujer que las del grupo de control, seguidas por las que vieron el anuncio que abordaba los costos hundidos, que tenían un 12,9 % más de probabilidades de visitar el sitio web.

Si se escalara a toda nuestra muestra, el anuncio de aversión a la incertidumbre habría llevado a unas 6.635 mujeres más a visitar el sitio web de Ciudad Mujer y explorar los servicios que salvan vidas.

Infografías para ayudar a exponer la violencia

En El Salvador, realizamos un ECA de tres brazos para probar los efectos de la infografía Violentómetro (abajo), que explica cómo pueden verse los diferentes tipos de violencia.

El Violentómetro explica qué se considera violencia y cuándo debe buscar ayuda

Debido a que este termómetro visual ya se usa en cinco países de América Latina, también probamos una nueva infografía basada en la ciencia del comportamiento: Rueda de la Violencia. Esta imagen mostraba la violencia como un proceso cíclico (en lugar de lineal) que puede escalar en cualquier momento. También mostró que todas las formas de violencia (por ejemplo, física, psicológica, sexual) son igualmente graves, en lugar de clasificar algunas como menos dañinas que otras.

Nuestra muestra incluyó a 716.279 mujeres usuarias de Facebook. Medimos su probabilidad de ver el contenido en la página web de Ciudad Mujer según la imagen que vieron en sus noticias.

Ambas imágenes de intervención incrementaron significativamente el comportamiento de búsqueda de ayuda. Las mujeres que vieron el Violentómetro tenían un 137 % más de probabilidades de acceder a los recursos del sitio web de Ciudad Mujer que las del grupo de control. Las expuestos a la Rueda de la Violencia tenían un 56 % más de probabilidades de visitar Ciudad Mujer en línea.

Mejorar las comunicaciones para aumentar la búsqueda de ayuda

Los resultados de nuestros dos ensayos son prometedores. Pero esto es solo el principio. Recomendamos escalar estos estudios más ampliamente y probar las infografías en entornos más oportunos y relevantes, tanto en línea como en persona. Si desea obtener más información sobre el trabajo de BIT en Centroamérica o asociarse con nosotros, por favor contáctenos aquí.  Tanto el BIT como el BID están comprometidos a utilizar la evidencia y la ciencia del comportamiento para prevenir todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.

Authors

Paloma Bellatin

Senior Advisor, Latin America & the Caribbean

Monica Wills Silva

Director - International Programmes

Default image

Monserrat Bustelo

Inter-American Development Bank

Default image

Nidia Hidalgo

Inter-American Development Bank

Want to work with us?